Prepara tu vehículo para afrontar el invierno

La llegada del invierno trae consigo la bajada de las temperaturas, las lluvias y el viento propios de esta época del año. Ante la aparición del frío es imprescindible tener el coche preparado para evitar que las inclemencias meteorológicas nos creen problemas innecesarios durante la estación más fría del año.

Tras pasar los meses del verano es recomendable hacerle a nuestro vehículo una sencilla y rápida labor de revisión y mantenimiento para que no nos coja desprevenidos la llegada de las primeras heladas y nevadas del invierno.

Uno de los puntos más importantes que tenemos que considerar es el estado de los neumáticos porque de ellos depende todo el agarre al asfalto que tenga el vehículo, siendo necesario comprobar que el dibujo y las presiones sean las apropiadas.

Conducir en condiciones desfavorables en carretera durante una nevada o con heladas puede ponernos en situaciones comprometidas por lo que es conveniente que llevemos unas cadenas homologadas que nos permitirán conducir con mayor seguridad y evitarán posibles accidentes.

Del mismo modo, también es importante que los frenos del coche, las pastillas, las pinzas y la batería estén en las mejores condiciones, al igual que los limpiaparabrisas que debido a que han tenido muy poco uso en verano es recomendable cambiarlos antes de que los tengamos que usar en plena tormenta.

Además de prestar atención al vehículo es importante que los conductores también sean precavidos, ya que en situaciones complicadas el nivel de atención y prudencia debe ser mucho más alto. La responsabilidad del conductor en la carretera es la primera norma que tiene que regir ante cualquier condición adversa que se pueda producir.

Con Empeño de Coches puedes conseguir la liquidez que necesitas para preparar tu vehículo para el invierno y llevarlo en las mejores condiciones, porque de una manera rápida y fácil obtendrás el dinero para afrontar los numerosos gastos con la máxima flexibilidad.

Para beneficiarse del servicio de empeño de coches sólo tienes que tener un vehículo con menos de diez años de antigüedad, por el que obtendrás hasta el 50% de su valor. Y lo mejor de todo es que puedes seguir conduciendo tu vehículo a cambio de una cómoda cuota de alquiler.