Estas Navidades, si bebes no conduzcas

Como en empeño de coches de Gedesco sabemos que esta Navidad no vas a poder resistir la tentación de beber alguna copa de alcohol, en estas líneas te vamos a dar algunas razones por las que no deberías de coger el coche, en caso de caer en los brazos de Baco, Dios del vino.

En primer lugar, seguro que en estas fechas el tráfico en las ciudades será caótico, por lo tanto, coge el transporte público, que te permitirá llegar antes a los sitios y despreocuparte por el tema del alcohol. Si aun así decides coger el coche, ten en cuenta que la DGT ya ha anunciado que como todos los años incrementará los controles de alcohol y drogas, y no sólo de noche, también durante el día. Así que cuidado con las comidas familiares, con amigos o de empresa.

En este sentido, Tráfico nos recuerda que el consumo de estas sustancias es la principal causa de accidentes mortales en nuestras carreteras. De los casos analizados, el 47% de los fallecidos tenían presencia en la sangre de alcohol, drogas o psicofármacos.

Asimismo, según los registros de la DGT, más de 100.000 conductores al año dan positivo en el control de alcoholemia, siete puntos más que en 2008.

Otro dato alarmante es que el 16% de los conductores que pasaron por un control de aleatorio dieron positivo, aumentando hasta el 76% en los selectivos.

Más de 20.000 controles diarios ha anunciado Tráfico y la Guardia Civil, que se llevarán a cabo tanto en vías urbanas como interurbanas.

Si estos argumentos no te han convencido para dejar aparcado tu vehículo cuando bebas, quizá los haga el artículo 65 de la Ley de Seguridad Vial, donde se tipifica como infracción muy grave la conducción de habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a las permitidas, que son 0,5 gr/l en sangre y 0,25 mg/l en aire.

En caso de superar esta tasa, la sanción será de 4 puntos, además de la pertinente multa económica. Si además das por encima de los 0,50 mg/l en aire, se te restarán otros dos puntos más. Lo peor viene si superas los 0,60 mg/l en aire o 1,2gr/l en sangre que supondría prisión de tres a seis meses y retirada del carné de uno a cuatro años.

Por lo tanto, en empeño de coches creemos que los motivos son lo suficientemente poderosos como para no coger el coche si has bebido o vas a beber. Sé responsable y pasa unas felices y tranquilas fiestas.