¿Sabes lo suficiente sobre las cadenas?

Con la aparición de hielo y nieve en la carretera, junto a los neumáticos de invierno, el uso de cadenas resulta aconsejable e incluso obligatorio si la Guardia Civil así lo estima. Empeñar el coche con Gedesco, significa seguir disfrutando de él, pero queremos que lo hagas seguro por eso hoy hablaremos del uso de las cadenas. ¿Qué sabemos exactamente sobre ellas? y ¿qué es lo que deberíamos saber?

En primer lugar, deberíamos saber si las cadenas que tenemos son las adecuadas para nuestras ruedas. Parece de Perogrullo, pero no será la primera ni última vez que alguien cambia de coche, pero no de cadenas. ¡No todas las cadenas valen para todas las ruedas! Por lo tanto, tendrás que tener unas que se ajusten a las dimensiones de tus neumáticos.

Si no tienes cadenas, ¿cuáles comprar? Los modelos más comunes son las metálicas de toda la vida y las fundas de tela. Estas últimas suelen ser más fáciles de colocar, no dañan el neumático, no transmiten casi vibraciones, además de ser más ligeras y sencillas de sacar y guardar. Sin embargo, no todo son ventajas. La durabilidad es menor, y su contacto directo con el asfalto resulta muy perjudicial. Por lo tanto, si atravesamos un tramo en el que no haya nieve, como un túnel, deberíamos de desmontarlas y volver a montarlas. De lo contrario, lo más común es que se rompan. En caso de hielo, su rendimiento también se reduce. Asimismo, ya sean de metal o de tela, es recomendable usar guantes para montarlas, para evitar cortes u otras lesiones.

El siguiente paso sería ¿cómo y dónde poner las cadenas? Lo recomendable es que ya hayas hecho alguna prueba a modo de entrenamiento, para que cuando llegue el momento de la verdad, todo resulte más fácil. Si no es el caso, deberás de seguir las instrucciones de uso del fabricante que vendrán en el manual. ¡No te pongas a improvisar! Sigue las instrucciones al pie de la letra. Tu seguridad te va en ello y no es un asunto menor.

Vale, ya hemos leído el manual, pero ahora ¿en qué ruedas pongo las cadenas? Si el hielo o la nieve no son demasiado abundante, bastará con poner sólo las del eje motriz. Es decir, las ruedas sobre las que el motor ejerce su fuerza. Si tú vehículo es de tracción 4×4, es recomendable ponerlas en el eje delantero ya que es el que mayor tracción pierde. En la actualidad la mayoría de coches son de tracción delantera. Sin embargo, lo más conveniente sería montar las cadenas en las cuatro ruedas, para evitar complicaciones.

Una vez montadas ya las cadenas, se recomienda circular a una velocidad entre los 40 y los 50 km/h. En caso de sobrepasar este límite, las cadenas verían reducido su rendimiento y el coche su adherencia.

Por último, deberemos de limpiarlas con agua cuando lleguemos a nuestro destino, y esperar a que se sequen para guardarlas para que no pierdan propiedades.