Consejos para comprar un coche de segunda mano

Comprar un coche de segunda mano es sin duda una de las maneras más económicas de renovar tu viejo automóvil, sin embargo, el hecho de que no proceda directamente de la fábrica es un motivo más que suficiente para ser más que precavidos a la hora de acceder a la compra.

Por esta razón, en empeño de coches queremos ayudarte, dándote algunos consejos prácticos para reducir el margen de error en la elección de tu nuevo vehículo.

En primer lugar, no te dejes llevar por el aparente buen estado del coche, pues puede ser todo un espejismo. Un exterior brillante y bien cuidado podría nublarnos el juicio y hacer que bajáramos la guardia durante la revisión del resto de las partes del automóvil.

En este sentido, los defectos mecánicos se pasan por alto con facilidad, por lo que lo ideal sería que un profesional examinara el vehículo en profundidad. Como lo que planteo es ciertamente utópico en el mercado de segunda mano, mi recomendación es comenzar con las partes más complejas como el motor.

Si bien no vas a poder hacer una revisión profesional, por lo menos búscate a algún entendido en mecánica que te acompañe a ver el coche y que pueda detectar las averías más “evidentes”. Con tan solo arrancar el motor, ya se pueden escuchar ciertos ruidos, que para los oídos entrenados denotarían una avería. Si abrimos el capó, una inspección visual también podría delatar alguna anomalía. En este sentido, se podría hacer una prueba de compresión y observar si la presión de los cilindros es la correcta.

La siguiente parada en nuestro recorrido por el coche debería de ser los frenos y la caja de cambios. Es imperativo que te des una vuelta con el vehículo para comprobar el funcionamiento y rendimiento de los frenos. ¡Ni se te ocurra comprar nada sin antes haber probado el sistema de frenada en marcha! Cosas a tener en cuenta mientras haces este test:

1. Estar atento ante posibles ruidos, por leves que puedan ser. Cualquier anomalía en este sentido debería de hacer que desecharas la compra, o por lo menos que pidieras explicaciones al respecto.

2. Otro aspecto a tener en cuenta es el recorrido del pedal del freno. Un hundimiento excesivo es mala señal.

3. Tensión en el freno de mano. También malo. En lo que se refiere a la caja de cambios, comprueba que las marchas entren sin brusquedad y que no produzca ni ruidos ni tirones en la marcha.

El siguiente paso podría ser comprobar el aceite, en particular el color, la densidad, si emite algún mal olor y por supuesto asegurarse de que no existe ningún escape.

Respecto a la dirección, habría que tener en cuenta aspectos como la dureza, la existencia de posibles ruidos, una vez más y que el coche mantenga el paralelo.

Otro punto importante sería el tubo de escape, al que hay que estar atentos de que no emita humos en exceso o de colores extraños.

En último lugar también habría que revisar la amortiguación, prestando especial atención al equilibrio del coche y a posibles balanceos.

Por supuesto hay más aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar un coche de segunda mano, pero desde nuestro punto de vista estos son los más importantes y los que no deberías de obviar en ningún sentido.