¿Es posible empeñar el coche y seguir utilizándolo?

¿Es posible empeñar el coche y seguir utilizándolo?Cuando una familia atraviesa dificultades o necesita atender un imprevisto económico busca diferentes salidas para conseguir dinero rápido con el que salir del aprieto. Una solución clásica es deshacerse de alguno de los activos que tienen más valor económico y el elegido suele ser, en un buen número de casos, uno de los coches de la familia.

Así, los hogares venían recurriendo al empeño de coches como solución para conseguir liquidez con la que afrontar esos gastos extra. Sin embargo, prescindir del vehículo, especialmente cuando sólo se dispone de un coche, supone un gran trastorno para el día a día de la unidad familiar, ya que el automóvil se ha convertido en una pieza clave para ir al trabajo, a la universidad o para salir los fines de semana.

Por ello, han aparecido soluciones innovadoras como el Empeño de Coches de Gedesco que, a diferencia de un empeño clásico, permite seguir utilizando el coche tras conseguir dinero por él. ¿Cómo es posible? Porque la operación de empeño lleva aparejada el alquiler del vehículo al propietario, con lo que la familia puede seguir usando el coche a cambio de una cómoda cuota de alquiler, además de disfrutar de su dinero.

Cómo funciona

Para beneficiarte de este novedoso servicio sólo debes enviar los datos del coche y el dinero que necesitas. Empeño de Coches de Gedesco realiza una tasación según la guía de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam). Si estás de acuerdo con la tasación, que será como mínimo del 50% del valor, recibirás el dinero en 24 horas y seguirás conduciendo tu coche a cambio de una pequeña cuota de alquiler.

Para acceder a esta nueva forma de conseguir liquidez sólo tienes que cumplir unas sencillas condiciones:

  • El coche debe estar completamente pagado.
  • Debes residir en la Península o en las Islas Baleares.
  • El vehículo debe tener una antigüedad no superior a 10 años.
  • El coche debe estar libre de cargas y sin reserva de dominio, con la ITV y el Impuesto de Circulación en vigor.