Aumenta peligrosamente el número de coches que circulan sin seguro

En torno a unos 2,5 millones de vehículos circulan por las calles y carreteras españolas sin ningún tipo de seguro, según el comparador de seguros Acierto.com, que atribuye a la falta de recursos económicos el hecho de que el número de vehículos sin ningún tipo de póliza hayan crecido un 41% en los últimos diez años.

Este portal especializado acude a los datos publicados por la Dirección General de Tráfico y el Consorcio de Compensación de Seguros, contenidos en el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA).

De acuerdo con los datos, el parque automovilístico español contabilizaba 31,2 millones de vehículos matriculados a finales de 2013, mientras que el Consorcio de Compensación de Seguros contaba con 28,6 millones de automóviles censados en la misma fecha.

El contexto de crisis económica está provocando el progresivo envejecimiento del parque automovilístico, mayores periodos de tiempo entre las revisiones y eludir con mayor frecuencia las inspecciones de la ITV, aumentando así, los riesgos de accidentalidad. Como consecuencia, surge la necesidad de que los vehículos estén debidamente asegurados para protegerse de daños propios y a terceros.

En Gedesco somos conscientes de que el gasto que acarrea el seguro del coche es elevado y se presenta, en muchos casos, como un pago incómodo al que hay que hacer frente. Con nuestro servicio de Empeño de Coches, ya no tienes que preocuparte por los gastos extra que supone tener asegurado tu vehículo, ya que consigues la liquidez que necesitas en un momento puntual de forma fácil y sencilla.

Gracias al empeño de coches podrás obtener la máxima tasación por tu vehículo, al tiempo que rapidez y agilidad en el pago, sin dejar de conducir tu vehículo en ningún momento. Porque en Gedesco queremos hacer hincapié en la importancia de llevar asegurado tu vehículo, ya que circular sin él puede provocar, en caso de accidente, que el conductor responda personalmente por los daños que pueda provocar a terceros, lo que multiplica el riesgo económico.